Efectivos de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma han llevado a cabo una campaña de inspección de locales dedicados al alquiler de vehículos de movilidad personal (VMP), como parte del servicio de refuerzo estival en la Playa de Palma y han levantado un total de 18 actas.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, se han inspeccionado 18 locales, levantándose las correspondientes actas de inspección de establecimientos comerciales que, como parte de su actividad, se dedican al alquiler de patinetes, ‘segways’ y análogos, comprobándose la documentación, la ocupación de espacios públicos y/o privados, así como la tenencia del seguro de responsabilidad civil.

Tal y como han explicado, las infracciones más habituales son el carecer de la declaración responsable de inicio de actividad o título habilitante y de la documentación técnica del establecimiento, y no tener el seguro de responsabilidad civil en vigor.

Con la entrada en vigor del Decreto de regulación provisional de usos de vehículos de movilidad personal, publicado el 14 de agosto en el BOIB, se establece un marco regulador que establece una clasificación para dichos vehículos, se regula la circulación y usos de los VMP, así como unas condiciones específicas de circulación para los VMP de alquiler.

De forma paralela, se han efectuado controles para comprobar la correcta circulación de los VMP en las zonas de Can Pastilla, El Carnatge y Playa de Palma. Estos controles se prolongarán a lo largo de toda la temporada de verano.

En breve, el jefe de la Policía Local de Palma, Josep Palouzié, mantendrá una reunión con representantes de las casas de alquiler, cuyo objetivo es establecer un acercamiento entre las partes y tener un mejor conocimiento de la situación actual de la problemática suscitada por la circulación inadecuada de los VMP.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.