El Instituto Balear de la Familia (IBFamilia) ha propuesto que padres e hijos hagan un “contrato para el buen uso del móvil” por parte de estos últimos.

El IBFamilia ha lanzado la idea tras conocer los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que señalan que más de la mitad de los niños de once años cuenta con un móvil con acceso a Internet.

Según el Instituto, “en la medida en que nuestros hijos crecen, llegan a preadolescencia y pasan a la adolescencia van haciendo nuevas incorporaciones a sus responsabilidades, les vamos dando más alas y les dejamos tomar más decisiones por sí mismos. Sin embargo, temas como su salud y su seguridad siguen siendo totalmente responsabilidad nuestra como padres y tutores legales”.

Por lo que proponen concertar un contrato de uso, “una herramienta muy eficaz para poder continuar ejerciendo esa parentalidad responsable y tutoría legal, dejando que nuestros hijos asuman de forma controlada las responsabilidades que supone el uso de un smartphone”.

Y añaden: “Tener un dispositivo con conexión permanente a Internet es una inmensa responsabilidad. Implica ser conscientes de las consecuencias de un uso inapropiado, conocer los posibles riesgos, entender la importancia de la identidad digital y de la etiqueta y normas de conducta en Internet. Garantizar que nuestros hijos los saben es nuestra responsabilidad”.

Un contrato de uso, aseguran desde el IBFamilia, evitaría conflictos posteriores y permite ir ajustando las normas a medida que los hijos demuestran que van asumiendo responsabilidades.

Por ello, proponen pactar normas de respecto a la dignidad y privacidad propia y de terceros; en el tiempo y espacio de su uso; en lo referido a descargas y usos de apps y redes sociales o en el acceso a las contraseñas por parte de los padres con el límite del respeto a la privacidad a la que tienen derecho los menores.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.