Un motorista, de nacionalidad española y 29 años de edad, falleció ayer por la noche tras una colisión cuando realizaba un adelantamiento en una calle de Playas de Muro.

El accidente tuvo lugar sobre las 23:30 horas en la Avenida de s’Albufera cuando la motocicleta circulaba en sentido a Can Picafort -según varios testigos a una gran velocidad- e inició un adelantamiento en un lugar indebido.

Durante la maniobra, la moto impactó con el retrovisor del coche y a raíz de ello invadió el carril de circulación contrario, por donde llegaba en ese momento un Opel Astra y contra el que colisionó de forma frontal. El motorista salió entonces despedido varios metros antes de caer sobre la vía mientras que la motocicleta acabó de nuevo en el carril derecho donde fue golpeada por el vehículo al que había intentado adelantar.

Varias personas, testigos de lo ocurrido, intentaron socorrer al motorista mientras llegaban dotaciones de la Policía Local de Muro (quienes se han hecho cargo de la investigación) así como una ambulancia cuyo personal no pudo  hace nada por salvar la vida del joven debido a las graves lesiones que había sufrido.

Ante la falta de medios la policía de Muro solicitó la presencia de una dotación de la Guardia Civil de Tráfico que desplazó a una unidad de Manacor y que realizó una labor de apoyo (inspección ocular, fotografías y las pruebas de drogas y alcoholemia pertinentes).

Tres personas resultaron heridas: una pareja que ocupaba el Opel Astra contra el que impactó la moto (y que tuvieron que ser trasladados hasta un centro hospitalario) y una chica que conducía el coche al que intentaba adelantar (en este caso, fue un amigo quien la trasladó).

La carretera permaneció cerrada al tráfico dos horas durante las cuales se vivieron momentos muy tensos ya que el fallecido (que era  natural de Málaga y que había venido a Mallorca a hacer la temporada) trabajaba en un hotel de la zona y vivía en un piso de alquiler cercano junto a varias personas más por lo que, en unos minutos, se personaron en el lugar algunos de sus compañeros de piso. Una chica creyó entonces identificar la moto, por lo que decidió llamar al móvil para comprobar que, el mismo, sonaba bajo la sábana que cubría el cuerpo sin vida que yacía en la vía.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.