RFEP

La selección española de piragüismo ha arrancado este jueves su camino en el Campeonato del Mundo de Esprint 2018 logrando la clasificación directa para la final A del K2 200 campeón olímpico, con Saúl Craviotto y Cristian Toro a bordo, y del C4 1.000 con Noel Domínguez, Mohssine Moutahir, Pablo Graña y David Barreiro.

La selección consiguió meter a otras 12 embarcaciones en semifinales de la competición que se disputa hasta el domingo en la localidad portuguesa de Montemor, con la presencia de cerca de 700 palistas de 66 países.

El K2 200 del catalán Saúl Craviotto y el gallego Cristian Toro, quienes también forman parte del K4 500, logró el pase directo a su final, al ganar su serie en el inicio de competición. “El debut ha estado muy bien, hemos ganado la serie, que era el objetivo. Pasaban tres a final directa y hemos entrado primeros. Hay cosas que mejorar pero es la primera competición, siempre estás más nervioso, cuesta entrar en la dinámica y ritmo de competición”, afirmó Craviotto en declaraciones facilitadas por la Federación.

La otra clasificación directa a final A llegó para España de la mano del novedoso C4 500, integrado por los gallegos Noel Domínguez, Pablo Graña y David Barreiro y el murciano Mouhssine Moutahir. La tripulación que entrena Marcel Glavan obtuvo el pase con su tercera plaza en la eliminatoria.

ROI RODRÍGUEZ SE IMPONE CON AUTORIDAD EN K1 1.000

Por su parte, el vencedor de la Copa del Mundo 2018 en K1 500 y cuarto en K1 1.000, el gallego Roi Rodríguez, ganó con autoridad su serie y encarriló su pase hacia la semifinal en la distancia del kilómetro. El palista de Tomiño regresó a la pista lusa, donde se proclamó campeón del mundo Sub-23 en 2015.

En K2 1.000 metros, el castellano-manchego Paco Cubelos y el vasco Iñigo Peña fueron segundos en la eliminatoria tras Serbia, vigente Campeona del mundo. Los españoles fueron igualados durante la mayoría de la regata hasta que cedieron un poco al paso por los 750 metros, sin desgastarse ya en el último tramo, puesto que solo el primero obtenía el pase a final directa.

El C2 1.000 de los gallegos Sergio Vallejo y Adrián Sieiro, bronce en el Europeo 2018, también fueron segundos después que haber liderado la carrera en la primera mitad hasta que el C2 ruso les rebasó mediado el recorrido. También sobre la distancia de 1.000 metros, el C1 del andaluz Gonzalo Martín terminó sexto y el K1 de la castellano-leonesa Eva Barrios acabó quinto. El asturiano David Fernández Marqués fue tercero en C1 500 metros en una regata en la que se mantuvo en el grupo de cabeza en todo momento.

En K1 500, el madrileño Enrique Adán debutó en un Mundial sénior consiguiendo la quinta plaza en la serie en la que fue de menos a más, con una progresión manifiesta en el último 200. En sexto lugar entraron en meta otras dos embarcaciones españolas, la castellano-leonesa Patricia Coco en C1 500 y la joven gallega Carla Frieiro en K1 500, debutante en un Campeonato del Mundo sénior.

En K2 500 la gallega Natalia García y la catalana Laia Pelachs aprovecharon la última plaza clasificatoria para pasar a semifinales, al quedar séptimas, misma posición que Carolina García y la balear Aída Bouzá en K2 200, en cuya distancia la Sub-23 gallega Antía Jácome cerró el pleno español al asegurarse por tiempos la semifinal de C1 al contar con el mejor tiempo entre las séptimas clasificadas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.