La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 38 años en Palma como presunta autora de un delito de coacciones al echar del domicilio a su hermana y hacerle vivir en el portal del edificio durante dos meses.

Este domingo, la policía recibió una llamada del hermano de la víctima notificando que una de sus hermanas no dejaba entrar en el domicilio común a la otra hermana.

Una patrulla se personó entonces en el domicilio señalado y se entrevistó con la perjudicada y su hermano en la vía pública y en la que ambos  explicaron que en el domicilio viven las dos hermanas pero que hace aproximadamente dos meses, una de las hermanas le había quitado las llaves del domicilio a la otra y que no la dejaba entrar, por lo que vivía en el rellano (donde los agentes observaron que había diversos enseres personales de la víctima).

Así, los policías, al tener indicios suficientes de que se estaba produciendo un delito de coacciones, detuvieron a la autora, que manifestó a los agentes, que era cierto que había echado a su hermana de la vivienda porque “es muy problemática y le genera muchos problemas”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.