Ciudadanos (Cs) ha cargado contra el Gobierno por el traslado de la cárcel de Asturias a la de Basauri (Vizcaya) de los presos de ETA Olga Sanz y Javier Moreno porque considera que se debe a “las hipotecas” que adquirió el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, con el PNV y EH Bildu a cambio de sus apoyos en la moción de censura para derrocar al expresidente Mariano Rajoy.

“Nos parece un pago de Sánchez”, ha afirmado el secretario general del grupo parlamentario de Cs en el Congreso, Miguel Gutiérrez, en declaraciones a Europa Press. Según el diputado ‘naranja’, el Gobierno socialista ha roto “de forma unilateral el consenso” en torno a la dispersión de los presos de la banda terrorista ETA.

Aunque este martes Instituciones Penitenciarias aseguró que el traslado se hacía exclusivamente “en cumplimiento del tercer grado de los presos”, Gutiérrez entiende que se realiza únicamente “para contentar a quienes quieren romper el Estado de derecho” y añade que alcanzar acuerdos con EH Bildu es “propio de quien quiere ser presidente a toda costa”.

PERDÓN, ACOMPAÑADO DE COLABORACIÓN

Asimismo, desde la formación naranja defienden que no se reúnen las condiciones para el traslado de estos dos presos al País Vasco porque la petición de perdón no puede hacerse “con una carta tipo”, sino que debe ser “sincera” e ir acompañada de una colaboración para esclarecer los 379 asesinatos de la banda aún sin resolver. “Mientras no se dé esa colaboración, no hay más motivo para el traslado que el peaje”, ha sentenciado Gutiérrez.

Por último, el parlamentario de Cs asegura tener constancia de que el Gobierno no se puso en contacto con las víctimas de Sanz y de Moreno antes de su traslado a Basauri, condición parte de un “acuerdo implícito” entre los distintos partidos políticos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.