Cs Baleares ha criticado al Consell de Mallorca por que se congratule de adjudicar la carretera Llucmajor-Campos “a una empresa investigada por corrupción”.

Según ha recogido en un comunicado, el portavoz de Cs, Xavier Pericay, ha denunciado que el presidente del Consell, Miquel Ensenyat, “ha convertido el Consell de Mallorca en una empresa privada al servicio del soberanismo pancatalanista”.

La institución insular ha adjudicado las obras de la carretera Llucmajor-Campos a la empresa Copisa, “una empresa investigada por corrupción y sobornos en Cataluña y cuyas donaciones de más de un millón de euros al partido de Convergencia están bajo sospecha”.

Por su parte, la diputada de Cs Baleares, Olga Ballester, ha indicado que “se tiene que tener la piel de elefante y un gran cinismo, para que, con el hastío que existe de los ciudadanos hacia la corrupción política, Ensenyat se felicite por elegir una empresa investigada en el famoso caso del 3% en Cataluña”.

“MÉS per Mallorca ya tiene a sus espaldas el caso contratos, adjudicando a dedo para beneficiar a amigos del partido”, ha lamentado Ballester.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.