La Guardia Civil continúa la búsqueda del vehículo que en la madrugada del domingo atropelló mortalmente a un joven en la carretera Llucmajor-S’Estanyol y que luego se dio a la fuga.

El atropello se produjo sobre las 3:15 horas y junto al cuerpo del joven atropellado se hallaron diversas piezas de un automóvil: parte de un intermitente, un retrovisor y cristales de un faro y (al parecer) de la luna delantera.

La Guardia Civil de Tráfico, que se ha hecho cargo de las investigaciones, ha confirmado que se trata de piezas pertenecientes a un coche Renault de color granate y están casi seguros que son de un Clio.

La Benemérita ha querido hacer un llamamiento a la ciudadanía –y especialmente a los talleres de reparación- para que si alguien localiza un vehículo que reúna las características indicadas, se ponga en contacto con ellos en el 062.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.