FOTO: JOSÉ RUIZ

Ibiza es uno de los destinos principales elegido por los celebrities de todo el mundo durante los meses de verano y como en años anteriores Boris Becker ha querido disfrutar de la isla pitiusa para desconectar y cargar las pilas. Pero este año tiene algo de especial y diferente, es el primer verano como soltero después de 9 años.

El pasado mes de mayo Boris se separaba de su segunda mujer, la modelo Sharlely Kerssenberg después de nueve años de matrimonio y un hijo en común de 8. Hace una semanas la modelo fue fotografiada saliendo de la residencia familiar llorando e intentando llevarse sus pertenencias, algo que el tenista supuestamente no le puso fácil.

Eso sí, Becker está acompañado de su hijo de ocho años durante sus vacaciones disfrutando así del pequeño tras el divorcio, igual que de amigos. Y aunque podemos verle completamente despreocupado y disfrutando de la isla este no sería el único problema del ganador de Wimbledon pues atraviesa una complicada situación económica.

El verano pasado un tribunal de Londres declaraba en bancarrota al tenista tras contraer una deuda de más de seis millones de euros con un banco privado por la rehipoteca de su casa en Mallorca, la cual se encontraría abandonada y ocupada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.