La grabación que acompaña este texto nos la ha remitido un lector y fue registrada este pasado miércoles en la Urbanización Tolleric, en Llucmajor.

Como suele decirse, las imágenes hablan por sí solas: una rotura en la tubería de desagüe de un pozo séptico hace que todo el vertido caiga directamente frente a la costa.

El lector que nos lo ha remitido asegura que el olor “era insoportable. Cerca hay un pequeño embarcadero donde siempre suele haber gente dándose un chapuzón pero cuando llegamos, aunque había gente, nadie se bañaba”.

El vertido de aguas fecales se mantuvo durante las casi tres horas que esta persona estuvo en el lugar “y aunque varió en intensidad, no paró en ningún momento. De hecho, en determinados momentos era exagerado”

Y añade: “Por lo que hablé con algunos de los allí presentes, el vertido lleva cierto tiempo produciéndose y se ha denunciado tanto ante el Ayuntamiento como ante el hotel al que parece pertenece la fosa, pero no hacen caso alguno”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.