Boquiabiertos se han quedado los agentes de la Policía Local de Palma que a primera hora de hoy han acudido a un servicio en la calle Eucalipto (en la zona de Es Rafal) y han localizado a un hombre que, en un ataque de ira, acababa de destrozar su coche a golpes.

Los hechos han tenido lugar sobre las 8:30 horas cuando la policía ha recibido varias llamadas de vecinos alertando de que había un individuo que, armado con una maza, estaba destrozando un vehículo estacionado la citada calle.

Una patrulla de la policía se ha desplazado hasta el lugar y ha localizado al hombre, aunque no portaba una maza sino un ángulo de hierro de aproximadamente un metro de longitud y con el que había causado grandes destrozos a un citroën C4 Picasso.

Cuando los agentes le han preguntado al respecto, el hombre se ha identificado como el propietario del coche y ha explicado que acababa de tener una discusión familiar y que necesitaba desahogarse de alguna manera, por lo que había decidido bajar a la calle y liarse a propinar golpes a su coche “cosa que no es delito ¿no es así?”, ha llegado a preguntar a los estupefactos agentes que presenciaban la escena.

Tras las comprobaciones de rigor, y que han confirmado que efectivamente se trataba del legítimo propietario del vehículo, los policías le han explicado que no se trataba de ningún delito, cierto, pero que podía ser denunciado por escándalo público ya que su comportamiento había generado mucha inquietud entre los vecinos y había obligado, de hecho, a desviar una patrulla para acudir hasta allí.

“Ya se que me he pasado, es que estaba cansado de discutir con mi familia”, ha respondido el hombre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.