Foto: Europa Press

Los diputados de JxCat en el Parlament Jordi Turull, Jordi Sànchez y Josep Rull han remitido a la Sala Segunda del Tribunal Supremo un escrito de ampliación de su petición de libertad provisional el pasado lunes, porque consideran que la retirada de las órdenes internacionales de detención por parte del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena contra Carles Puigdemont y otros cinco investigados en la causa que están huidos demuestra la “endeblez” del delito de rebelión por el que se les ha procesado.

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la defensa de estos tres acusados expone que la decisión tomada este jueves por el magistrado que instruye la causa independentista de Cataluña en el alto tribunal es una “evidente razón de peso” para que éstos sean puestos “inmediatamente” en libertad.

“Esta retirada inmotivada de órdenes de detención no es sino la viva muestra de la nula confianza que tiene el propio instructor en la calificación de los hechos que nos ocupan como constitutivos de delitos tan sumamente graves como la rebelión o la sedición”, reza este escrito que amplía el presentado inicialmente a comienzos de semana.

Asimismo, acusa al magistrado de retirar las órdenes internacionales y europeas de entrega contra los exconsejeros Toni Comín, Meritxell Serret, Lluis Puig y Clara Ponsatí y la secretaria general del ERC, Marta Rovira, ante el “riesgo” de que los países en los que estos se encuentran –Reino Unido, Suiza y Bélgica– las rechacen tal y como ha hecho el Tribunal Regional de Schleswig-Holstein (Alemania) con Puigdemont, ya que únicamente accedió a entregarle por el delito de malversación de caudales públicos.

RETIRADA DE EUROÓRDENES SIN EXPLICACIÓN

Sobre este aspecto, reprochan al juez instructor no haber dedicado “una sola línea” para justificar su decisión de retirar las órdenes, “ni a explicar por qué su pérdida de confianza en la voluntad de cooperación de la Justicia alemana debe hacerse extensiva a estos otros países”.

En su escrito inicial, los tres procesados pidieron su libertad tras “la normalización política” que se está viviendo actualmente en Cataluña y recordaron que los tres han expresado reiteradamente “su compromiso con la legalidad y la voluntad de alcanzar sus objetivos políticos por medios pacíficos y democráticos”.

El abogado Jordi Pina, del despacho Molins & Silva, recordó que sus tres clientes acudieron siempre voluntariamente al llamamiento judicial y por dos veces, y que “hecho de que ya entonces otros procesados hubieran decidido marchar al extranjero no fue óbice para su presentación voluntaria”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.