RENAULT F1

El piloto español Carlos Sainz (Renault) ha comentado, después de acabar la carrera del Gran Premio de Austria de Fórmula 1 en la duodécima posición, que con su coche “se podía hacer la remontada” en el caso de haber tenido “un ritmo razonable” y haber contado con neumáticos menos degradados.

“He salido bien pero tanto Ricciardo como Magnussen se han ido al interior, se han pasado los dos un poco de frenada y me han echado para fuera; cosas de las carreras, pero la verdad es que eso me da bastante igual. Se podía hacer la remontada si hubiésemos tenido un ritmo razonable; pero el coche iba tan mal, tan mal, tan mal… y teníamos tanto ‘blistering’… que era como conducir en hielo”, reflexionó Sainz ante los micrófonos de Movistar Plus desde el circuito de Spielberg.

“La salida, una pena porque he salido muy bien pero luego me han echado para fuera en las dos primeras curvas y he perdido varias posiciones. luego con el ultrablando sí que íbamos bastante rápido, desde luego más que los Force India. Y luego ha sido poner las ‘soft’ y empezar a sufrir problemas de degradación y ‘blistering'”, insistió el piloto madrileño de Renault.

Sainz describió cómo habían afectado esas ampollas en las prestaciones de sus ruedas y de su monoplaza. “No veía nada en las rectas, las ruedas de atrás vibraban muchísimo tanto en la blanda como en la superblanda”, dijo. “Y eso nos ha impedido hacer nada en carrera, el coche no podía ni girar el volante porque sobreviraba muchísimo. Hay cosas por entender, cosas por analizar… Creo que ha sido una sorpresa para todos”, se lamentó finalmente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.