La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha confiado este miércoles en poder remitir al Congreso “antes de final de año” el proyecto de ley para ampliar el Parque Nacional de Cabrera.

Así se ha pronunciado la ministra, quien, por otro lado, ha declarado que “no son admisibles las leyes contrarias a la ciencia, como la reciente modificación por la puerta de atrás de la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad” y ha asegurado que el Gobierno tratará de recuperar el liderazgo de España a nivel mundial con iniciativas para preservar la biodiversidad.

La iniciativa parlamentaria, a la que el Congreso dio luz verde definitiva el pasado 28 de junio con los votos de PP, Cs, EAJ-PNV y PdCat y el rechazo de PSOE, Unidos Podemos, Compromís, Equo, Bildu y Esquerra Republicana, partió de los ‘populares’. Con ella, pretendían corregir la ilegalidad que supondrían estas prácticas después de que el Tribunal Supremo dictara en 2016 que, de acuerdo a la normativa vigente antes de este cambio, las especies invasoras recogidas en el Catálogo Nacional debían ser erradicadas sin excepción.

Durante su primera comparecencia ante la Comisión de Transición Ecológica en el Congreso de los Diputados, Ribera ha lamentado la pérdida de biodiversidad que en España se produce “a una velocidad sin precedentes” y de manera silenciosa por ello, considera “necesario” actuar con “firme voluntad” para asumir compromisos reales y recuperar el liderazgo internacional de España en la materia.

Así, la ministra se ha referido a la reciente modificación de la citada ley en lo relativo al Catálogo de Especies invasoras con la que se da un indulto efectivo a especies como el cangrejo rojo, la trucha arcoiris, el arruí, entre otras, que podrán volver a ser cazadas o pescadas por su interés económico.

Para revertir esta situación, la ministra ha dicho que el Gobierno impulsará la incorporación real a las políticas las metas de Aichi sobre la Diversidad Biológica 2011-2010 y ha prometido que entre sus prioridades estará impulsar iniciativas mundiales, como la adopción de planes estratégicos en sectores como bosques o espacios forestales, preservar bancos genéticos o especies amenazadas.

Asimismo, ha añadido que es preciso ratificar cuanto antes Convenios internacionales como el de Minamata, que ya ha sido ratificado por la Unión Europea, igual que la normativa para la eliminación de gases fluorados.

En esta línea de impulso a la protección natural, además del Parque Nacional de Cabrera, Ribera ha esperado en remitir al Congreso de los Diputados este año los proyectos de Ley correspondientes para declarar un Parque Nacional en el Mar de las Calmas en la isla de El Hierro; y para la designación del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves en Málaga.

En esta línea, también ha avanzado que es “especialmente importante para España” participar y apoyar la negociación en la ONU para la protección de los océanos frente a la contaminación más allá de los márgenes jurisdiccionales ante la “particular alarma” por la contaminación por plásticos existente en los océanos desde 2017 y sobre la que “hay que actuar”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.