Foto: Reuters

Al menos dos cazadores furtivos de rinocerontes han muerto tras ser atacados por leones en la reserva sudafricana de Sibuya, situada en el sureste del país africano, según han confirmado las autoridades.

La propia reserva ha indicado en un comunicado en su página en Facebook que un grupo integrado por tres cazadores furtivos entró en la misma entre el 1 y el 2 de julio portando armas y otros materiales para “matar rinocerontes y cortarles los cuernos”.

Asimismo, ha indicado que, tras ser alertados por perros de vigilancia, se decidió llevar a cabo una operación de búsqueda en la zona, donde fueron hallados un rifle, guantes, tijeras y restos de comida y otros suministros.

“Claramente, los cazadores furtivos se cruzaron con una manada de leones y algunos de ellos, si no todos, murieron”, ha agregado, antes de resaltar que “en estos momento no está claro cuántos murieron, si bien las investigaciones continúan”.

Sudáfrica conserva actualmente más del 80 por ciento de los rinocerontes de África, con al menos 18.000 rinocerontes blancos y cerca de 2.000 negros, y ha sufrido la mayor parte de la caza furtiva en el continente desde 2008.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.