La tía de Paula Fornés, la joven de 15 años que falleció tras ser atropellada por una conductora borracha en Sa Ràpita durante la noche de Sant Joan, ha iniciado una recogida de firmas con el objetivo de intentar que las penas que se impongan por casos similares, se endurezcan porque “matar a otra persona NO PUEDE SALIR TAN BARATO”.

La campaña -que se desarrolla a través de la plataforma Change.org– lleva recogidas ya más de 154.000 firmas.  El escrito es el siguiente:

Mi sobrina Paula ha fallecido este sábado con tan solo 15 años. Una mujer decidió subirse a su coche quintuplicando la tasa de alcoholemia y se la llevó por delante, provocando su muerte. La culpable tendrá como máximo castigo 4 años de cárcel, porque eso es lo que establece actualmente nuestro Código Penal.

Paula salió con sus amigas a dar una vuelta en la noche de San Juan y el vehículo de esta mujer que conducía ebria invadió el carril bici peatonal por el que caminaban. Atropelló a mi sobrina, que impactó contra el bordillo y falleció. La conductora se dio a la fuga y abandonó el cuerpo de Paula junto a sus amigas.

Paula no volverá a casa nunca más. Ya no podremos abrazarla de nuevo, ni reír con ella, ni seguir viéndola crecer. No podemos hacer nada por recuperarla. Pero sí por cambiar la ley. No pensamos quedarnos de brazos cruzados viendo cómo sale tan barato matar a alguien por conducir en estado de embriaguez. Tenemos que cambiar el Código Penal.

Por favor, firma para pedir a la Comisión de Justicia en el Congreso de los Diputados que aprueben la propuesta de ley que se está tramitando en el congreso para modificar el Código Penal. Pedimos que se eleve a más de 4 años la pena máxima por matar a otra persona como consecuencia de una imprudencia grave al volante.

No hablamos desde el rencor, de verdad. No estamos buscando venganza. Solo queremos que se tomen medidas para evitar más casos como el de Paula.

Queremos insistir en que en el momento en el que te subes a un vehículo quintuplicando la tasa de alcohol permitida para circular, el coche deja de ser un medio de transporte para convertirse en un arma. Y como tal se debe de tratar.

Hay que modificar el artículo 382 del Código Penal para que la pena por matar a alguien por conducir bajo los efectos del alcohol y/o las drogas pueda aumentarse en 1 o 2 grados (hasta 9 años de cárcel). Actualmente la pena máxima que se establece para estos casos es de 4 años (porque por ser el delito mayor se aplica la pena de homicidio imprudente, regulada en el artículo 142: “El que por imprudencia grave causare la muerte de otro, será castigado, como reo de homicidio imprudente, con la pena de prisión DE UNO A CUATRO AÑOS.”)

Por favor, firma nuestra petición para acabar con este sinsentido. Cuantos más firmemos más claro dejaremos que conducir borracho y matar a otra persona como consecuencia de tu imprudencia NO PUEDE SALIR TAN BARATO.

Pide a todos los grupos parlamentarios de la Comisión de Justicia que aprueben ya esta propuesta de ley para modificar el Código Penal.

Lo último que le dije a mi sobrina Paula es que le prometía que no pararía hasta hacer justicia. Gracias de parte de toda nuestra familia por ayudarnos a conseguirlo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.