La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha identificado 4.000 hectáreas afectadas en diferentes niveles por la oruga peluda, ‘Lymantria dispar’, y ha colocado alrededor de 1.000 trampas para actuar contra esta plaga registrada en Pla de Mallorca y Serra de Tramuntana.

Así lo ha informado este martes el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, quien ha explicado que, una vez realizado un mapa de afección, se tienen que analizar las actuaciones que se llevarán a cabo el año que viene junto a los ayuntamientos.

Por este motivo, el conseller se ha reunido con la Federación de Entidades Locales de Baleares (Felib). Durante el encuentro, Vidal les ha informado sobre la oruga, las tareas desarrolladas desde la Conselleria y las actuaciones previstas para 2019. Actualmente, la zona que registra un mayor grado de afección es Valldemossa.

La oruga peluda afecta a las hojas de las encinas, puesto que se las come pero no mata a la especie. Vidal ha expuesto que las hojas vuelven a recuperarse con el tiempo pero que una defoliación continuada supone un impacto para este tipo de árbol.

Para prevenir su efecto exponencial de cara a futuras temporadas, el conseller ha trasladado a la Felib las medidas previstas para los diferentes ciclos del insecto. De este modo, cuando se detectan huevos se retiran, con las orugas se utilizan productos fitosanitarios y una vez se convierten en mariposa se actúa instalando trampas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.