María José Segarra ha prometido este martes ante el Rey Felipe VI su cargo como fiscal general del Estado en un acto celebrado en el Palacio de La Zarzuela y ante un ejemplar de la Constitución editado por las Cortes Generales en 1980, abierto por el artículo 124.4.

Este miércoles, a partir de las 13.00 horas, la nueva fiscal general del Estado tomará posesión de su cargo en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el nombramiento de Segarra como fiscal general del Estado después de haber recibido los avales del Congreso de los Diputados y del Consejo General del Poder Judicial exigidos en el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

Segarra sustituirá en la Fiscalía General del Estado a Julián Sánchez Melgar, que cesó automáticamente del cargo cuando salió adelante la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy. El mandato del fiscal general del Estado es de cuatro años –la duración del Gobierno–, pero en este caso, al haber transcurrido ya dos años de legislatura, estará en el cargo al menos hasta la nueva convocatoria de elecciones.

Nacida en 1963, María José Segarra es miembro destacado de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), al igual que la ministra de Justicia, Dolores Delgado. El pasado mes de abril fue designada, también como Delgado, miembro del Consejo Fiscal, que es el órgano consultivo que asesora al fiscal general.

Segarra, que el pasado otoño celebró 30 años como miembro del Ministerio Público, comenzó ejerciendo en Barcelona de la mano de Carlos Jiménez Villarejo y después fue destinada a Sevilla, donde desde hace 12 años ejerce de fiscal jefe. En dicho puesto coordinó el arranque del caso Mercasevilla, que fue el germen de la causa de los ERE que ahora se está juzgando, si bien dicho procedimiento pasó a ser responsabilidad de la Fiscalía Anticorrupción.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.