BETTINIPHOTO.NET / MOVISTAR TEAM

El ciclista español Mikel Landa (Movistar Team) sintió “dolor en la espalda” al término de la décima etapa del Tour de Francia, con final en Le Grand-Bornand tras 158,5 kilómetros, pero entiende que es “lo normal” tras haber sufrido una caída el pasado domingo y haber vuelto a la acción después de la jornada de descanso.

“Después de Roubaix y el día de descanso, y viniendo de una caída, creo que era mejor no arriesgar y salvar el día. Al final me dolía un poco la espalda, pero pienso que es lo normal tras un golpe así; físicamente estoy bien”, manifestó el vasco.

“Sky ha puesto un ritmo muy fuerte, seguramente para defender, y creo que a nadie le han quedado ganas para probar. Mañana debería ser una etapa más propicia para nosotros, un día corto donde será más difícil mantener bloques unidos y en el que creo que nosotros tres podremos hacerlo bien”, añadió Landa.

Además, el corredor vitoriano explicó que este miércoles será una “salida ya exigente”. “Seguramente en el primer puerto habrá movimientos y tendremos que ver cómo resolvemos la etapa”, sentenció el ciclista del Movistar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.