La Policía Nacional intensifica el control sobre los locales dedicados a los juegos de azar y este pasado martes desarrollaron una actuación en Calvià, en el marco de la operación “Delfín I”.

Desde el pasado año -y tras la entrada en vigor del Reglamento de apuestas 42/2017 del Govern Balear- se ha notado una mayor presencia de personas que apuestan en casas autorizadas. No obstante, explican desde la Policía Nacional, ello conlleva la aparición de individuos que intentan realizar actos “tendentes al juego no permitido”.

El operativo tiende a reforzar la transparencia en el juego, el control de las documentaciones oficiales, la presencia de menores y demás actos que vayan dirigidos a la seguridad pública; controlar la presencia de individuos con predisposición a participar u organizar “timbas” así como vigilar locales donde pueda darse juego ilegal o clandestino.

Por parte del grupo de la Policía Nacional, Servicio de Control de Juegos de Azar, en lo que va de año, se han realizado cerca de 150 inspecciones en locales dedicados al juego, levantando un total de 42 Actas de Infracción y controlando un total de 1638 máquinas de juego. Y se ha precintado un local que incumplía con la documentación exigible.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.