Foto: Reuters

El ciclista galés Geraint Thomas reconoció su aventura por camino desconocido hasta culminar en “el mejor momento” de su vida con la conquista del Tour de Francia, una “bola” que se fue haciendo grande hasta la realidad que pudo celebrar este domingo en París.

“Es una locura. Nunca había llegado tan lejos en una ronda de tres semanas, no sabía qué me esperaba. Las primeras etapas me dieron confianza, y a partir de entonces fui día a día, intentando estar relajado”, afirmó después del paseo por los Campos Elíseos.

La sorpresa del británico se fue haciendo realidad por su gran estado de forma y la ausencia de rivales que hicieran frente al entramado del Team Sky. “La bola creció hasta el mejor momento de mi vida, junto al día de mi boda”, apuntó con la primera gran vuelta de su palmarés, sucediendo a su compañero Chris Froome.

“Durante años he estado trabajando duro esperando a que llegara el éxito y todo ese esfuerzo se ha visto recompensado del tirón hoy. Quiero disfrutar esta noche junto a mis compañeros y celebrar la victoria con ellos después de lo mucho que hemos vivido. A partir de mañana empezaré a darme cuenta de qué significa esto”, finalizó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.