El Obispado de Mallorca ha informado este sábado la salida del ministerio del expárraco de Selva Antoni R. Cano Oleo, de 74 años, sobre los abusos sexuales que fue acusado.

La Iglesia ha manifestado públicamente el “apoyo” a las víctimas de estos abusos sexuales de los que se acusa al sacerdote.

La Audiencia Provincial, tras considerarse que no había pruebas de cargo suficientes para enervar el derecho a la presunción de inocencia del sacerdote, dictó una sentencia absolutoria para el ex párroco de Selva.

Asimismo, la Iglesia de Mallorca se ha “sincerado” y ha “pedido perdón” públicamente a las víctimas. Cano ha solicitado tener una salida digna de sus obligaciones sacerdotales solicitando una dispensa de ejercicio público y privado del ministerio, una cuestión que le ha sido concedida por parte de la Doctrina de la Fe, según han apuntado en el comunicado.

Este hecho, tal como han señalado, supone que el proceso administrativo penal “queda finalizado”.

Por otro lado, el Obispado se ha adherido a la doctrina de “tolerancia cero” delante de los abusos sexuales a menores, una campaña impulsada por el papa Benedicto XVI y continuada por el papa Francisco.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.