Foto: Reuters

El ciclista francés Arnaud Démare (Groupama-FDJ) ha ganado este jueves la decimoctava etapa del Tour de Francia, disputada entre Trie-sur-Baïse y Pau sobre 171 kilómetros, en una llegada al esprint en la que superó a Christophe Laporte (Cofidis) y Alexander Kristoff (UAE-Team Emirates).

Démare fue el más rápido y con esta victoria, la primera en el presente Tour de Francia tras firmar dos terceros puestos previamente, hizo bueno su sufrimiento y esfuerzo en solitario en las últimas etapas de montaña en las que tuvo que lidiar para evitar el corte de tiempo y quedar fuera de la carrera.

El francés olvidó el infierno pirenaico por un día, antes de enfrentarse de nuevo a él este viernes si quiere llegar a optar al triunfo de etapa en los Campos Elíseos de París. Esta vez, en Pau, siguió la rueda de su lanzador y a unos 150 metros atacó, con Laporte a su espalda, y no dio opción a nadie para adjudicarse su segunda etapa en un Tour de Francia.

Pese a que la última curva estuvo liderada por un Trek-Segafredo, John Degenkolb entró séptimo, por delante de un Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) que, dolido por su caída el jueves en un descenso y a mucha velocidad, no tuvo fuerzas para disputar la etapa.

Tampoco Alexander Kristoff, que dio de nuevo en el larguero al entrar tercero, lejos del dueto formado por el vencedor Démare y por un Christophe Laporte que, pese a quejarse de un ligero bandazo de su rival hacia el centro de la calzada, estaba lejos como para intentar quitarle el triunfo al del Groupama-FDJ, que ya salva su Tour.

Una etapa de descanso activo, pues se rodó bastante lento y las dos pequeñas cotas de montaña no fueron obstáculo alguno. Sin cambios en la general que lidera Geraint Thomas (Team Sky), pues los líderes también reposaron hasta llegar a la capital de los Pirineos Atlánticos.

Sí hubo lucha masiva por el entendimiento en el pelotón a la hora de anular una fuga del día formada por Thomas Boudat (Direct Energie), Niki Terpstra (Quick-Step Floors), Guillaume van Keirsbulck (Wanty-Groupe Gobert), Luke Durbridge y Matthew Hayman (Mitchelton-Scott), anulada a unos 17 kilómetros de meta.

La Cote d’Anos (4ª, 2,1 kilómetros al 4,6%) vio cómo llegaba un grupeto al quinteto de cabeza, en el que estaba Daniel Martin (UAE-Team Emirates) o David Gaudu (Groupama-FDJ), pero poco después el trabajo del Team Sky anuló del todo la escapada.

De cara a este viernes, llega la etapa definitiva en los Pirineos. A falta de la ‘crono’ del sábado, la decimonovena etapa que saldrá de Lourdes y llegará a Laruns tras 200,5 kilómetros, puede y debe ser clave para las aspiraciones a la general.

Si debe haber milagro, lo habrá tras salir de Lourdes pero sobretodo en el paso por el Col d’Aspin (1ª, 12 km al 6,5%) y el Col du Tourmalet (HC, 17,1 km al 7,3%). Será, no obstante, la subida al Col d’Aubisque (HC, 16,6 km al 4,9%) el que dictará sentencia antes del descenso final a meta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.