Un taxista descubrió este martes 12 de junio cómo una mujer escondía a su bebé muerto en unas mantas en Puerto de la Cruz, en la isla de Tenerife, según confirmó a Europa Press la Policía Nacional.

La mujer, de 27 años de edad y nacionalidad española, se montó sobre las 9.10 horas del martes en un taxi con un niño, de 4 años de edad, y unas mantas enrolladas, que levantaron las sospechas del taxista, que se percató de que esta pasajera escondía algo.

Posteriormente, tras avisar el taxista a la Policía Nacional, se descubrió que la mujer escondía el cadáver de un bebé, del que de momento se desconoce el tiempo que tenía, y los servicios sanitarios lo trasladaron al Hospital de Puerto de la Cruz.

En cuanto al menor de cuatro años que iba con la mujer, se encuentra actualmente a cargo de los Servicios Sociales, según indicaron las mismas fuentes, que añadieron que el caso está en investigación para ver las causas de fallecimiento del bebé.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.