Foto: Reuters

El jefe de la ciberpolicía de Ucrania, Serhiy Demediuk, ha asegurado este miércoles que piratas informáticos rusos están infectando empresas ucranianas con software malicioso para crear “puertas traseras” para un ataque coordinado a gran escala.

Demediuk ha detallado que los ‘hackers’ están actuando contra empresas, entre ellas bancos y compañías energéticas, y ha apuntado que se preparan para activar el ‘malware’ en una acción a nivel masivo, lo que ha sido desmentido por el Kremlin.

“No, eso no es cierto”, ha dicho el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, en comentarios a la agencia británica de noticias Reuters en respuesta a las declaraciones de Demediuk.

Las autoridades y los equipos de seguridad corporativa de todo el mundo miran de cerca las ciberamenazas en Ucrania, donde se han producido algunos de los ataques más destructivos.

El virus ‘NotPetya’ golpeó el país en junio de 2017, afectando a organismos gubernamentales y empresas antes de expandirse por todo el mundo, causando pérdidas por valor de miles de millones de dólares.

“El hecho de que el Gobierno ucraniano haya decidido hacer esto público demuestra que están asustados y que podría tener un mayor impacto, por lo que quieren que la gente sea consciente”, ha dicho Jaime Blasco, jefe de la empresa de ciberseguridad AlienVault.

Desde principio de año, la Policía ucraniana ha identificado virus en correos electrónicos de ‘phising’ enviados desde dominios legítimos e instituciones estatales cuyos sistemas habían sido ‘hackeados’, así como desde páginas falsas que imitan a las verdaderas.

Demediuk ha manifestado que los piratas informáticos han intentado evitar ser detectados enviando el ‘malware’ en archivos distintos antes de activarlos cuando están en una única red.

“Los análisis del software malicioso que ha sido identificado y el objetivo de los ataques en Ucrania sugiere que esto se está preparando para un día específico”, ha dicho, antes de apuntar al Día de la Constitución –que se celebra este jueves– o al Día de la Independencia –en agosto– como posibles fechas.

Las relaciones entre Ucrania y Rusia se han deteriorado desde la anexión de Crimea por parte de Moscú en 2014 y Kiev ha acusado a las autoridades del país vecino de llevar a cabo ciberataques a gran escala contra el país, entre ellos el ‘NotPetya’.

En este sentido, Demediuk ha recalcado que la campaña actual “tiene apoyo a nivel gubernamental”. “Sin la ayuda de organismos gubernamentales no sería posible. Hablamos de Rusia”, ha apuntado, antes de añadir que “el 99 por ciento de lo interceptado hasta ahora lleva hasta Rusia”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.