Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dispone a partir hacia Singapur una vez abandone esta tarde la cumbre del G-7 que se celebra en la localidad canadiense de Charevoix, “en misión de paz” para discutir con el líder norcoreano, Kim Jong Un, la desnuclearización de Corea del Norte.

“Creo de verdad que Kim Jong Un quiere hacer algo positivo por su gente. Tenemos que alcanzar la desnuclearización de Corea del Norte”, ha hecho saber durante su rueda de prensa final.

El presidente Trump ha reiterado que “parte en misión de paz”, y entiende la cumbre de Singapur como “una oportunidad que sucederá una vez en la vida”, en el encuentro histórico de dos mandatarios de Estados Unidos y Corea del Norte.

Trump planea salir de la cumbre a media mañana de este sábado, hora local, cuatro horas antes de lo planeado originalmente, para volar a Singapur.

Eso significa que se perderá una sesión de trabajo entre los líderes sobre el cambio climático y la energía limpia, así como las conversaciones entre el G-7 y los países más pobres centrados en la salud de los océanos.

La salida anticipada también significa que se irá antes de que los aliados comiencen a cerrar conferencias de prensa que probablemente estén cargadas de críticas sobre la postura de los EEUU, tanto sobre las relaciones comerciales como en su intención de reincorporar a Rusia al grupo, tras su expulsión por la incorporación de Crimea en 2014.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.