Los restos de la avioneta del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) ya se encuentran en la base naval de Porto Pi a bordo del ‘Neptuno’, y serán desembarcados con la ayuda de una grúa para trasladaros al aeródromo de Son Bonet.

Según han informado fuentes de la base naval a Europa Press, el buque de la Armada ha atracado sobre las 8.30 horas de este lunes tras recuperar por la noche los restos de la aeronave, que está partida por la mitad.

Igualmente, desde el 112 han indicado que una vez que la aeronave esté depositada en tierra se procederá a la investigación para esclarecer las causas del accidente.

Los trabajadores de Emergencias han guardado este mediodía un minuto de silencio en memoria del piloto, Antonio Alfaro. Este domingo, buzos del buque Neptuno de la Armada Española recuperaron su cuerpo, que se encontraba sumergido a 60 metros de profundidad en el interior de la avioneta. Fue trasladado con otro buque de la Armada hasta el Puerto de Alcudia.

El operativo de Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma también mantuvo un minuto de silencio el fin de semana en todas sus bases.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil realizaron una primera inspección ocular del cuerpo del piloto, al que se le practicará una autopsia. Aviación Civil se hará cargo de la investigación sobre los restos de la avioneta para esclarecer los motivos del accidente.

LOCALIZADO POR UN CAZAMINAS DE LA ARMADA ESPAÑOLA BAJO EL AGUA

Tras varias horas de exploración con su sonar y detectar un contacto en el fondo, el cazaminas de la Armada Española ‘Tajo’ identificó la avioneta mediante un vehículo submarino. Igualmente, las imágenes confirmaron que el cuerpo del piloto se encontraba en el interior de la aeronave.

La avioneta de extinción de incendios de la Conselleria de Medio Ambiente de Baleares con un piloto a bordo desapareció a última hora el pasado martes en la zona de la Serra de Tramuntana.

Se trataba de una pequeña avioneta del Ibanat en la que viajaba únicamente el piloto y que realizaba un ejercicio de vigilancia antiincendios.

El piloto, de 46 años y natural de Huelva, tenía amplia experiencia en horas de vuelo y en la extinción de incendios forestales. Trabajaba en Baleares desde hace cinco años.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.