Foto: Reuters

El tenista español Rafa Nadal comenzó con victoria su adaptación competitiva de cara al torneo de Wimbledon, con una prueba superada (7-6(3), 7-5) este miércoles ante el australiano Matthew Ebden en la cita de exhibición de Hurlingham en Londres.

El número uno del mundo siente ya la hierba inglesa bajo sus pies, después de una primera toma de contacto en Mallorca la pasada semana. Los entrenamientos dieron paso este miércoles a un primer partido, ante un rival en forma en este tramo de la temporada y que ya exigió un buen nivel de Nadal. El balear volverá a jugar el viernes, contra el francés Lucas Pouille.

El reciente campeón de Roland Garros, por undécima ocasión, ha cambiado de manera paulatina el chip que le llevó a triunfar de nuevo en la gira sobre tierra. El descanso obligado y la toma de contacto con la nueva superficie dio buenos resultados en el club londinense.

Una cita que se define así misma como “el mejor calentamiento para Wimbledon”, tercer ‘grande’ de la temporada que se disputa del dos al 15 de julio, y en la que Nadal necesitó de un ‘tie-break’ para apuntarse el primer set. Un primer parcial muy serio por parte de ambos, con una sola de ‘break’, la que tuvo el español en el séptimo juego, pero sin ninguna rotura.

En el desempate, impuso más la figura de Nadal. En el segundo set, de nuevo ambos guardaron su saque con solidez, hasta que el balear se apuntó la victoria al resto en el duodécimo juego. Una sólida presentación que da la razón al plan de Nadal para llegar listo al All England Tennis Club.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.