Foto: Reuters

Los equipos de rescate que se encargan de la búsqueda de doce niños de un equipo de fútbol amateur y su entrenador, que quedaron atrapados hace ya cuatro días en el interior de una cueva en el norte de Tailandia, realizarán una perforación en el pozo en un intento por encontrarlos.

Los miembros del equipo, doce niños de entre 11 y 16 años, y su entrenador, un joven de 25, se habrían quedado atrapados el sábado en la cueva debido a las inundaciones registradas en la zona a causa de las lluvias torrenciales.

Un grupo de voluntarios, junto a varios equipos militares formados por más de 40 efectivos, se han desplazado hasta la zona, que se encuentra en el bosque de Tham Luang Khunnam Nang Non, ubicado en el distrito de Mae Sai, en la provincia de Chiang Rai.

“Mañana podemos perforar la cueva, pero no lo haremos en profundidad. Sólo un poco para que los equipos de rescate puedan acceder con mayor facilidad”, ha indicado el ministro del Interior Anupong Paochinda durante una rueda de prensa en Bangkok, la capital del país. “Estamos intentándolo todo para encontrar a los niños”, ha añadido.

Los equipos continúan bombeando agua a pesar de las persistentes lluvias registradas en la zona. “El mayor desafío es el agua. Hay muchos escombros y arena, y se quedan atascados al bombear”, ha explicado el jefe del Ejército Sergeant Kresada.

“Tenemos que alternar las unidades porque no hay suficiente oxígeno para todos dentro”, ha manifestado. Según varios mensajes enviados por los menores antes de desaparecer, el equipo se había hecho con comida y linternas antes de meterse en la cueva.

“Espero que todos ellos sigan vivos”, ha expresado el jefe de la junta militar tailandesa, Prayuth Chan Ocha.

Generalmente, los visitantes sólo pueden aventurarse unos 700 metros en el interior de la cueva. Las autoridades estiman que el grupo habría avanzado más allá de lo permitido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.