La Policía Nacional ha detenido a un joven de 23 años de edad por agredir a su padre y amenazarlo con un cuchillo, para acto seguido intentar suicidarse.

Los hechos ocurrieron este martes sobre las 19:30 horas en Can Pastilla cuando el joven quiso quitarse la vida tirándose por la azotea de su domicilio.

Momentos antes se había producido una discusión entre padre e hijo motivada, al parecer, por un tema de colaboración en las tareas del hogar. En ese momento, el hijo golpeó a su padre y le produjo un corte en la ceja del que comenzó a emanar abundante sangre.

Acto seguido, el agresor se hizo un cuchillo de cocina y amenazó a su padre haciendo aspavientos con el mismo hasta que se encerró en el cuarto de baño, momento que aprovechó el padre para llamar a la policía.

El joven subió a la azotea del edificio con intención de lanzarse al vacío

Mientras varias patrullas de policía acudían al lugar, el joven salió del cuarto de baño y se dirigió a la azotea; se sentó en la repisa con el cuerpo hacia atrás y con claras intenciones de saltar al vacío.

Varios agentes de Policía Nacional, al ver la situación del joven, no dudaron en abalanzarse sobre él y sujetarlo por las piernas en el momento que detenido se dejaba caer y, con la ayuda de otro agente, consiguieron elevarlo hasta la azotea.

Una vez hechas las comprobaciones de lo ocurrido, acudió al lugar una ambulancia para auxiliar al padre de sus lesiones.

El joven fue detenido y trasladado a dependencias policiales por los delitos de lesiones, amenazas y quebrantamiento de medida cautelar, puesto el mismo tenía una orden de alejamiento hacia sus padres con vigor desde el año pasado.

En las próximas horas está previsto que el detenido pase a disposición judicial ante el Juzgado de Instrucción en Funciones de Guardia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.