El Servicio de Salud (IbSalut) ha iniciado los trámites para abrir cinco expedientes por incumplimientos contra la concesionaria del Hospital Can Misses, según ha anunciado la consellera Patricia Gómez. Los técnicos del Servicio de Salud ya están valorando la reclamación a la concesionaria por los daños y perjuicios causados a la Administración.

Según ha explicado, los técnicos y jurídicos del Servicio de Salud asumirán la instrucción de los expedientes que se centrarán en los aspectos en los que la concesionaria habría podido incurrir, como no respetar los correspondientes parámetros de calidad y de seguridad o realizar unidades de obra defectuosas.

Así, el Servicio de Salud ha contratado a la empresa pública Tragsa para hacer una auditoría del Hospital.

La empresa analizará e informará sobre las anomalías que se han producido en la zona quirúrgica, comprobará las reparaciones que se han hecho y emitirá recomendaciones.

Además, auditará todo el proceso de puesta en disposición de la obra, el funcionamiento de los servicios del contrato de concesión y la ejecución de los trabajos comparándolos con el proyecto de construcción aprobado por la Administración.

A LA ESPERA DE CONOCER RESULTADOS DEFINITIVOS

La consellera ha recordado su “insistencia” en garantizar la seguridad de los pacientes antes de recuperar la normalidad en el hospital y así, ha confirmado que desde el 27 de junio se ha retomado la actividad después de que los cultivos microbiológicos hayan dado negativo.

Sin embargo, hasta este sábado no se tendrá la certeza de que todos esos resultados son negativos, lo cual implicaría la recuperación de la actividad normal desde el lunes.

“Han sido actuaciones muy complejas, de bastante complicación, en un hospital de más de 1.500 metros cuadrados y con un elevado número de personas que han tenido que intervenir en un espacio que debe estar herméticamente cerrado”, ha explicado Gómez, asegurando que en estos 21 días los trabajos se han hecho con “mucha celeridad”.

La consellera ha reiterado sus disculpas “sobre todo a los pacientes”, que han visto aplazadas sus operaciones, además de a los profesionales “y a los servicios de admisión que están haciendo una gran labor de reprogramación quirúrgica”.

La gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Carmen Santos, se ha mostrado confiada de que “los trabajos realizados mejoren la seguridad de las salas de operaciones y permitan también mejorar sus circuitos”.

CIEN INTERVENCIONES PROGRAMADAS

El Área de Salud afronta la próxima semana la normalización de la situación y ya ha programado 100 intervenciones quirúrgicas, 18 de ellas en jornada extraordinaria de tarde.

La gerente ha destacado la colaboración de los profesionales durante este proceso, así como su compromiso y esfuerzo. “Gracias a ellos podremos revertir esta situación cuanto antes mejor”, ha concluido Santos.

Hasta este viernes se han realizado 25 intervenciones y una sedación pediátrica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.