Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han advertido este miércoles que el Tribunal Supremo ha abierto una vía para crear la “doctrina Infanta” al no reconocer un enriquecimiento patrimonial de las esposas de Iñaki Urdargarin y Diego Torres en su sentencia sobre el caso ‘Nòss’.

En un comunicado, los técnicos de Hacienda han resaltado que “por primera vez” el TS ha considerado que el aprovechamiento por el cónyuge e hijos de un delito fiscal cometido por el otro cónyuge no tiene por qué suponer un enriquecimiento ilícito y, en este sentido, han trasladado su oposición a la decisión de mantener que el patrimonio por un impago a Hacienda no genera un enriquecimiento patrimonial.

El TS confirmó la responsabilidad a título lucrativo de la Infanta Cristina por el caso Nóos, pero redujo la cuantía de 265.088 euros fijada inicialmente por la Audiencia de Palma hasta los 136.950 euros al eliminar su responsabilidad civil de los delitos contra la Hacienda Pública por los que fue condenado su marido.

El alto tribunal entiende que la Infanta y la esposa de Diego Torres, Ana Tejeiro, se lucraron de las actividades de sus maridos pero no de los delitos por los que fueron condenados. Es decir, consideran que son partícipes a título lucrativo de los delitos de malversación de caudales públicos y de fraude, pero no de los correspondientes contra la Hacienda Pública.

En este sentido, Gestha ha dicho que, pese a respetar la sentencia, discrepan de que no exista un enriquecimiento patrimonial de las esposas por los delitos fiscales y ha comparado esta decisión con la condena adoptada por la Audiencia Nacional para Rosalía Iglesias, la esposa de Luis Bárcenas, en el marco del caso Gürtel como cooperadora en varios delitos fiscales de su marido.

Asimismo, los técnicos de Hacienda han recordado que hace dos años ya trasladaron sus discrepancias con la exculpación a la Infanta realizada por los peritos de Hacienda que llevó a la Audiencia de Palma a absolverla por no considerar acreditada la cooperación en los delitos fiscales de Urdangarin.

Así, los técnicos de Hacienda han recalcado el papel que la Infanta desempeñaba en Aizoon, una compañía en la que, estando en régimen de separación de bienes, participaba como propietaria del 50% de un capital de tan solo 3.000 euros y sus socios disponían de sus cuentas donde se cargaron infinidad de gastos.

El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, ha incidido en que “fue una oportunidad perdida por la Abogacía del Estado y por la Fiscalía” que no recurriesen la absolución de Ana Tejeiro y de Cristina de Borbón, “por lo que el Supremo no ha podido ni siquiera valorar esa exculpación”. “Pero creemos que, al menos, no se debería haber anulado su responsabilidad como partícipes a título lucrativo en los delitos fiscales cometidos por Torres y Urdangarin”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.