ROI RODRÍGUEZ/RFEP

El piragüismo español afronta desde este viernes en Belgrado el Campeonato de Europa de Piragüismo 2018 de Esprint y Paracanoe, con el objetivo habitual del asalto a las medallas con un equipo lleno de potencial y liderado por los campeones olímpicos Saúl Craviotto, Cristian Toro y Marcus Cooper.

España busca destacar entre los 40 países que se darán cita en la capital serbia, para añadir más metales a los 70 que logrados en las anteriores 18 citas continentales, de las cuales nunca regresaron sin premio. El éxito de los palistas españoles está garantizado desde 1997, en el primera cita continental celebrada en Plovdiv (Bulgaria) donde obtuvo 4 medallas.

La representación española contará con 29 palistas en la modalidad de esprint y cinco en paracanoe (sábado y domingo). La competición se iniciará este viernes con 14 embarcaciones del equipo nacional en las distintas eliminatorias sobre las distancias de 500 y 1.000 metros, entre ellas el K4 masculino recientemente ganador de la I Copa del Mundo y donde se medirán con la campeona del mundo Alemania.

La flota española desplegará su fortaleza con el K2 200 (Craviotto-Toro), campeones olímpicos, y el K2 500 (Cooper-Germade), campeones mundiales, y también en el gallego Roi Rodríguez en la eliminatoria de K1 1.000, en la que solo el primero obtiene el pase directo a final.

Además competirá el K2 1.000 de Francisco Cubelos e Iñigo Peña, que vienen de ser medallistas en la Copa del Mundo y buscarán en Belgrado terminar entre los cuatro primeros, lo que les aseguraría la plaza para el Mundial 2018. También se estrena este viernes el K4 500 femenino, con Sara Ouzande, Alicia Heredia, Isabel Contreras y Begoña Lazkano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.