Foto: Reuters

El taxista que atropelló el sábado a varias personas en el centro de Moscú, cerca del Kremlin, ha alegado este lunes ante el juez que confundió el acelerador y el freno porque llevaba dos días sin dormir y se ha disculpado con las siete personas que resultaron heridas.

El conductor, Chingiz Anarbek, de origen kirguís, ha dado ante el juez su versión de los hechos, captados por una cámara de seguridad de la zona. En las imágenes se aprecia cómo el coche se sube a la acera y atropella a un grupo de personas antes de quedar parado.

Anarbek ha asumido este lunes su culpabilidad y ha argumentado que huyó del lugar porque temía ser linchado por la multitud. El vídeo muestra a un hombre propinándole puñetazos a través de la ventanilla y, a continuación, al taxista huyendo a la carrera.

Siete personas resultaron heridas por este atropello, entre ellas dos de nacionalidad mexicana que habían acudido a Moscú para presenciar el Mundial de Fútbol. La seguridad es precisamente uno de los grandes desafíos de esta cita deportiva, en la que Rusia aspira a presumir de su capacidad para organizar grandes eventos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.