El servicio de las tarjetas VISA funcionaba a niveles casi normales en Europa a última hora de la noche de este viernes tras un fallo de hardware que provocó que durante varias horas las transacciones en Europa fueran rechazadas. La compañía ha asegurado en un comunicado que no tiene constancia de que se haya producido “ningún acceso no autorizado o evento malicioso”.

La interrupción del servicio que se ha prolongado durante varias horas ha afectado por igual a las tarjetas de débito y a las de crédito. La compañía ha informado sobre las 23.00 horas de que todos los clientes podían hacer uso de sus tarjetas ya que estaban “operando a niveles casi normales”.

Según ha explicado, la incidencia en el sistema ha estado motivada por “un fallo de hardware” y ha asegurado no tener “ninguna razón para creer que se haya producido ningún acceso no autorizado o evento malicioso”.

En cualquier caso, VISA ha pedido disculpas a sus socios “y muy especialmente a los titulares de tarjetas” al haberse quedado “por debajo” de su objetivo de garantizar un funcionamiento fiable “las 24 horas del día, los 365 días del año”.

El banco HSBC en Reino Unido ha recordado a sus clientes, a través de Twitter, que el problema no ha afectado a MasterCard, el principal competidor de VISA, ni tampoco a de los cajeros automáticos.

Por cómo están respondiendo los distintos bancos a sus clientes en la red social, el problema se ha centrado sobre todo a la hora de pagar en comercios o sacar dinero de los cajeros automáticos. Los bancos no han informado de ningún problema para hacer pagos por Internet.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.