Foto: Reuters

Decenas de personas han muerto y más de un millón han tenido que abandonar sus hogares por las fuertes lluvias asociadas al monzón que han afectado en los últimos días a la parte sur de Asia, principalmente en el noreste de India y en el vecino Bangladesh.

El río Brahmaputra, que nace en el Himalaya y discurre por India y Bangladesh, se ha desbordado y ha anegado más de 1.500 localidades solo en el estado indio de Assam durante la última semana. El ministro de Recursos Acuíferos de dicho estado, Keshab Mahanta, ha reconocido que la situación es “crítica”, con daños en al menos diez de los 32 distritos.

Los meteorólogos prevén más lluvias y tormentas durante las próximas 48 horas, por lo que las autoridades mantienen el estado de máxima alerta y las Fuerzas Armadas tienen helicópteros ya listos en caso de que sean necesario para rescatar a personas damnificadas por el temporal.

Casi una veintena de personas han perdido la vida y unas 800.000 han tenido que abandonar sus hogares en Assam, Tripura y Manipur, mientras que en Bangladesh las autoridades calculan que once personas han fallecido y la cifra de desplazados supera los 250.000.

La semana pasada, los corrimientos de tierra y otros sucesos asociados a las fuertes precipitaciones ya dejaron al menos doce muertos en el sureste de Bangladesh, entre ellos dos refugiados rohingyas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.