Foto: Reuters

El líder del Partido Social Demócrata, que gobierna en Rumanía, Liviu Dragnea, ha sido condenado este jueves a tres años y medio de cárcel por incitar a otros a abusar de su cargo, si bien no entrará en prisión hasta que el fallo sea firme.

El Tribunal Supremo ha determinado que Dragnea es culpable de mantener en la nómica de una agencia estatal entre 2006 y 2013 a dos mujeres que en realidad trabajaban para el Partido Social Demócrata.

Dragnea, que ostenta actualmente la Presidencia de la cámara baja del Parlamento, ya tiene una condena anterior por amañar votos.

Aunque este nuevo varapalo judicial debilita la posición de Dragnea y los socialdemócratas, podrá mantener el cargo hasta que el proceso concluya. La sentencia aún puede ser apelada.

La lucha contra la corrupción es un tema sensible en Rumanía. El intento del Gobierno de debilitar las leyes anticorrupción provocó el año pasado las mayores protestas en décadas.

Esta semana, el Parlamento ha aprobado cambios legales menores que sin embargo favorecen la impunidad, de acuerdo con los críticos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.