Un hombre con esquizofrenia ha aceptado este jueves una pena de cuatro años a cumplir en un centro de internamiento por apuñalar a su madre en Palma.

Defensa y acusaciones han llegado a un acuerdo de conformidad en el juicio celebrado la mañana de este jueves en la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

En virtud de este acuerdo, por el que el acusado ha reconocido los hechos, se ha rebajado la pena originalmente solicitada. Además, se ha retirado la indemnización que se pedía -de unos 12.000 euros- por renuncia de la madre.

Durante los cuatro años de internamiento, el hombre, con esquizofrenia diagnosticada desde hace diez años, deberá seguir un tratamiento. El juez ha dictado sentencia ‘in voce’ y ya es firme.

Los hechos tuvieron lugar en febrero de 2017. El hombre se encontraba en el salón comedor de su casa junto a su madre cuando, de forma repentina y sin mediar palabra, con un cuchillo de mesa de hoja curva se dirigió hacia ella y comenzó a asestarle cuchilladas.

Con este ataque le causó heridas en el cuero cabelludo, dos heridas en la cara, tres en la mano izquierda, una en la oreja, dos en el tórax y una lesión a nivel cardiaco. Esta supuso un sangrado que de no haber sido tratado de forma inmediata le hubiera causado la muerte.

La mujer estuvo nueve días hospitalizada y requirió 128 días de curación, 44 de estos impeditivos, y sufrió como secuelas perjuicio estético moderado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.