EP

El magistrado del Tribunal Supremo Luciano Varela ha aceptado la petición del diputado de Podemos Alberto Rodríguez, al que se adhirió la Fiscalía, y ha archivado la causa en la que se le investigaba por un delito de desorden público en la madrugada del día de Navidad de 2006, ya que éste habría prescrito.

En un auto el magistrado de la Sala de lo Penal ha declarado “extinguida por prescripción la eventual responsabilidad penal” del diputado, ya que no existe acusación por parte de la Fiscalía y se mostró de acuerdo con Rodríguez en que el delito por el que ha sido investigado ya no es imputable. La defensa del diputado pidió durante la declaración de su cliente ante el juez Varela el archivo de la causa alegando que los hechos se remontan a hace 12 años.

Además, el juez Varela explica en su auto de cinco páginas que “con indiferencia de que al investigado le sean atribuibles los hechos denunciados”, el procedimiento estuvo paralizado más de tres años, por lo que entiende que, efectivamente, la responsabilidad penal “se habría extinguido”.

Según recogía el auto de apertura de procedimiento, en la madrugada del día de Navidad de 2006, tras una identificación realizada en un control de la Policía local de La Laguna (Tenerife) en un dispositivo contra el consumo de drogas, hubo un “hostigamiento” de Rodríguez y otro acusado hacia los policías. Los acusados “increparon a las personas que allí se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas, provocando que arrojaran botellas, vasos y otros objetos”, ocasionando desperfectos en un vehículo.

En 2014, el Juzgado de lo Penal número 3 de Santa Cruz de Tenerife dictó una sentencia de conformidad respecto a dos acusados, dejando pendiente la celebración del juicio contra otras dos personas que no alcanzaron ningún acuerdo al conocerse que uno de ellos, Alberto Rodríguez, había sido elegido diputado. Tras la elección, se mandó testimonio al Tribunal Supremo para el enjuiciamiento del aforado.

El pasado 11 de abril el diputado de la formación ‘naranja’ compareció ante el juez durante apenas un cuarto de hora y defendió que no cometió ningún delito, pues, según su versión, se limitó a defender a su hermano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.