Foto: Reuters

Un tunecino detenido la semana pasada en Alemania planeaba un ataque con un artefacto explosivo fabricado con ricina, un hecho “sin precedentes” en el país europeo, según el principal responsable de la Oficina Federal de Policía Criminal (BKA), Holger Munch.

“Ya se habían hecho preparativos concretos para llevar a cabo un acto de este tipo con una especie de bomba biológica, ha declarado Munch a la emisora de radio RBB-Inforadio.

Es la primera vez que se habla tan claramente del posible ataque. Hasta ahora, las autoridades se habían limitado a señalar indicios de un eventual atentado al dar a conocer la detención del sospechoso, identificado como Sief Allah H., de 24 años y residente en la ciudad de Colonia.

La Fiscalía ha imputado al detenido por fabricar armas biológicas de froma deliberada, después de ser señalado inicialmente por la supuesta preparación de “un grave acto de violencia contra el Estado”.

El jefe de los servicios de Inteligencia interior de Alemania, Hans-Georg Maassen, ha considerado la desarticulación del atentado “un éxito de la cooperación entre las autoridades de seguridad a nivel nacional e internacional”, en la medida en que el detenido había planeado “muy probablemente” un ataque terrorista.

La BKA ha asegurado que Sief Allah H. ya había comenzado a extraer la ricina, una sustancia muy venenosa, de las semillas del ricino. El acusado habría pedido muchas más de las 1.000 semillas de las que inicialmente se informó, según la Fiscalía.

Las fuerzas de seguridad también localizado material para la fabricación de una bomba con una capacidad letal aunque contuviese una pequeña cantidad de ricina. “Todavía no sabemos cuál era el objetivo concreto que tenía en mente”, ha aseverado Munch.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.