El presidente de Valores en Baleares, Juan José Tenorio, ha lamentado que el Govern actúe “como un cuerpo de policía al servicio de los grupos LGTBI”, después de haber sido sancionado con una multa de 736 euros, a pesar de que la Fiscalía no haya encontrado “delito de odio en sus supuestas manifestaciones”.

Tenorio ha censurado que el Govern le haya privado de “su libertad de expresión y de pensamiento” imponiéndole esta multa “por expresar públicamente su disconformidad con las leyes LGTBI, aunque ni siquiera hayan podido acreditar la autoría de dichas manifestaciones”.

Según ha recordado, los hechos ocurrieron en junio de 2017 en Palma cuando acompañó a la delegación de Hazte Oír en la capital balear en un acto enmarcado en “la campaña del bus (que por razones logísticas no se desplazó a la isla)”, y que pretendía concienciar sobre el impacto de las leyes LGTBI en los niños “por medio del adoctrinamiento en las escuelas”.

De esta manera, censura que el Govern le haya impuesto una sanción “al atribuirle unas declaraciones en Facebook cuya autoría no ha quedado probada”, pero que en cualquier caso, expresan un malestar contra las consecuencias de estas leyes y en ningún caso difaman a nadie en concreto.

“¿En qué clase de país vivimos si un ciudadano no es libre de expresar sus opiniones?”, ha planteado para luego referirse a una resolución de la Audiencia de Madrid en la que se expresaba que “admitir” la persecución de ideas “no es democrático” porque “supone apoyar una visión sesgada del poder político como instrumento para imponer una filosofía que tiende a sustituir la antigua teocracia por una nueva ideocracia”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.