Una picadura de medusa ha provocado esta tarde el cierre de la playa de Cala Mayor.

La psicosis desatada por la presencia de “Carabela portuguesa” ha hecho saltar todas las alarmas cuando una bañista ha solicitado atención médica tras sufrir una picadura de medusa.

Un sanitario de la zona ha atendido a la mujer mientras que una patrulla de la Policía Local de Palma se ha personado en el lugar y han recibido órdenes de cerrar al baño la playa mientras se esclarece si la picadura es, o no, de una “carabela portuguesa”.

En cualquier caso, parece que la mujer no presenta una picadura grave ni consta que haya sido trasladada hasta un centro hospitalario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.