El Juzgado de Instrucción Número 1 de Puerto de la Cruz está investigando un presunto caso de violación a una joven tinerfeña de 19 años por parte de tres varones de nacionalidad senegalesa, uno de los cuales fue detenido acusado de un presunto delito contra la libertad e indemnidad sexual y se está trabajando para la detención de los otros dos, según han informado fuentes oficiales de la Policía Nacional y del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Según recoge ‘La Opinión de Tenerife’, los hechos ocurrieron la noche del sábado 7 de abril, cuando la joven salió con un grupo de amigos a una conocida discoteca de Puerto de la Cruz y acabó a la mañana siguiente caminando por las calles de La Laguna desorientada y con la sensación de tener un gran vacío en su memoria, de que la había drogado en contra de su voluntad y de que la habían agredido sexualmente tres hombres.

La joven fue atendida en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), que puso en marcha el protocolo ante posibles abusos sexuales y avisó al servicio de emergencias 112. Ella denunció luego ante la Policía Nacional de La Laguna que la habían violado y el caso pasó primero al Juzgado de Guardia de La Laguna y seguidamente al Juzgado de Instrucción Número 1 de Puerto de la Cruz, municipio donde ocurrió la presunta agresión.

El acta policial refleja que la víctima recordaba todo hasta que tomó la última copa, cuando eran cerca de las cuatro de la madrugada. Ahí empezó a sentirse mal, por lo que salió al exterior del local a coger aire y, al sentirse indispuesta, volvió a entrar para verse con sus amigos pero empeoró. Al salir por segunda vez, se sentó en la acera. Fue en ese momento cuando empezó a borrarse todo y a solo guardar ‘flashes’.

Los testigos han corroborado que la vieron hablar con tres chicos que estaban en un coche gris y que luego ella se subió y se fue con ellos. El único detenido hasta el momento, un varón de 31 años, fue localizado porque envió un mensaje a la chica a la mañana siguiente y alegó en su declaración que fue ella la que le dio su número de teléfono y que aceptó subirse al coche después de que él y dos amigos le dieran conversación.

El joven contó que de la discoteca se dirigieron a un piso de uno de sus amigos en el centro de Puerto de la Cruz, que ofreció subir a la chica y que allí mantuvieron relaciones sexuales consentidas. Luego, se ofrecieron a llevarla a La Laguna y la dejaron en la avenida Trinidad.

La víctima ha negado en todo momento que mantuviera relaciones sexuales consentidas. Según su declaración, contó que tenía recuerdos de que uno de los jóvenes abusó de ella mientras al menos otro la tocaba. También relató que no sólo la violaron, sino que le dieron unos 20 euros para que se comprara la píldora anticonceptiva del día después.

La titular del Juzgado portuense ya ha tomado declaración a uno de los tres jóvenes y a nueve testigos. Asimismo, se ha iniciado el proceso para la detención de otro de los sospechosos que ha sido localizado en Austria, así como para encontrar al tercer involucrado en estos hechos. También está pendiente de las nuevas pruebas médicas para determinar, entre otras cosas, si a la joven le fue suministrada sin su consentimiento alguna droga que anularía su voluntad, tal y como ella ha declarado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.