Poco después de las 00:30 horas de la madrugada ha tenido lugar un aparatoso accidente de tráfico en la carretera de Esporles, cuando una conductora en estado ebrio se ha chocado contra una casa.

El siniestro se ha producido en un tramo de vía recto cuando el vehículo circulaba en sentido a Palma y la mujer (de 31 años) ha perdido el control del mismo, chocando entonces contra la esquina de la vivienda.

La fuerza del impacto ha hecho que un cuadro de contadores reventase y también que derribara una columna de hormigón, quedando el coche cruzado después en medio de la vía.

Varios vecinos han salido entonces para prestar ayuda mientras llegaban los servicios de emergencia solicitados.

Minutos después se han personado los padres de la conductora, dos dotaciones de la Policía Local (que han regulado el tráfico pues uno de los dos carriles de la vía ha quedado cortado) y una ambulancia

Se ha dado la circunstancia de que el padre de la conductora ha intentado hacerse pasar como conductor del coche en un vano intento de proteger a su hija quien aparentaba hallarse en un elevado estado de embriaguez. Sin embargo, los testigos han asegurado que quien conducía era la hija. Explicada esta situación al padre, el hombre ha reconocido los hechos.

Por otro lado, ha sido imposible practicar la prueba de alcoholemia a la accidentada pues los agentes no han logrado que lo hiciera correctamente, por lo que se ha solicitado que la practicaran una prueba de alcoholemia en sangre en el centro hospitalario donde ha sido trasladada debido a una herida en la pierna que ha sufrido en el accidente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.