El Ayuntamiento de Sant Josep (Ibiza) ha cerrado el espacio sin acordonar en la playa de Cala Vedella, donde usuarios y residentes habían denunciado que un importante número de vehículos estacionaba sobre la arena.

Según el Consistorio, a pesar de las actuaciones policiales, “la incívica” situación continuaba repitiéndose, por lo que se ha requerido a Demarcación de Costas que cierre de manera definitiva el paso de vehículos, impidiendo el paso de coches en la zona de uso público.

A la espera de la actuación de Costas, y para garantizar la seguridad de los usuarios, se ha restaurado la arena en el tramo afectado y se ha instalado un cierre provisional con piedras de grandes dimensiones para imposibilitar la entrada de nuevos vehículos.

El Ayuntamiento ha recordado que los propietarios del terreno privado utilizado como aparcamiento han vuelto a abrir una parte al público y se están agilizando las gestiones para lograr otro terreno como parking en Cala Vedella Norte con el fin de ayudar a resolver esta situación.

Asimismo, han vuelto a realizar desde el Consistorio una petición para que los ciudadanos cumplan con las señales y normas cívicas, respetando los espacios públicos y los entornos naturales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.