Foto: Reuters

El piloto australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) ha conseguido este domingo el triunfo en el Gran Premio de Mónaco, sexta prueba del Mundial de Fórmula 1, por delante del alemán Sebastian Vettel (Ferrari) y del británico Lewis Hamilton (Mercedes), mientras que el español Carlos Sainz (Renault) ha concluido décimo en la zona de puntos y Fernando Alonso ha sufrido el primer abandono del año por los problemas de potencia de su monoplaza.

De esta manera, el oceánico se lleva su segunda victoria del curso -tras la lograda en China- y rompe una racha de dos Grandes Premios con Hamilton como ganador. Todo ello tras una carrera en la que sólo aparición en una ocasión el coche de seguridad virtual, a falta de seis vueltas, y en la que se mantuvieron intactas las seis primeras posiciones de salida.

La cautela marcó la salida de la prueba en el Principado, con el ‘poleman’ del sábado defendiendo su posición de privilegio y su compañero Max Verstappen, que partió último tras no participar en la calificación y sustituir la caja de cambios, ascendiendo dos puestos al adelantar a los dos Haas.

Tanto Alonso como Sainz mantenían sus plazas de salida, séptima y octava, mientras se formaba durante las primeras vueltas el tradicional ‘tren’ por las calles de Montecarlo. Además, la suciedad de la pista empezó a amenazar la carrera de los pilotos.

La lucha comenzó con la sorpresiva entrada en boxes de Hamilton en la vuelta 12 para montar el neumático ultrablando. El paso por garajes le situó entre el francés Esteban Ocon (Force India) -al que sobrepasó poco después- y Alonso.

De hecho, sólo las paradas modificaron el panorama en la cita monegasca. Así, el asturiano entró a cambiar a superblandos, el compuesto más duro, en la vuelta 20, y metió dos coches de por medio a Sainz. Uno de ellos, su compañero Stoffel Vandoorne, taponaba a un Verstappen que seguía remontando y que todavía no había parado.

Superado el ecuador, Vettel amenazaba el dominio de Ricciardo, que sufría un problema electrónico que empezaba a lastrarle, situándose al rebufo. Sin embargo, los ocho primeros clasificados comenzaban a sufrir las malas prestaciones del ultrablando, que impedía marcar un buen ritmo. De hecho, de eso mismo se quejaba Hamilton con Vettel a un segundo.

En la vuelta 52, Alonso, acosado por Pierre Gasly, empezó a acusar problemas de potencia, parecidos a los del australiano, y los reportó por radio. En la escapatoria de Santa Devota, su monoplaza se quedaba parado y se despedía de la cita, sufriendo su primer abandono del campeonato y el primero en la cita.

Tampoco marchaban del todo bien las cosas para el otro español en la cita. Sainz sufría en Beau Rivage el adelantamiento de su compañero de equipo, el alemán Nico Hulkenberg, en la vuelta 56, pero cerraba el paso a Verstappen. A pesar de ello, poco después el holandés arrebataba al madrileño la novena posición.

Con Ocon acercándose al quinteto de cabeza, el mayor atractivo de la carrera pasaba a ser la pelea por la séptima plaza, con Gasly, Hulkenberg y Verstappen en liza. Sin embargo, se mantuvieron sin cambios hasta el final.

Antes de la conclusión, a falta de seis vueltas, el monegasco Charles Leclerc (Sauber) se quedaba sin frenos y el incidente provocaba que el neozelandés Brendon Hartley (Toro Rosso) se quedase sin hueco cuando intentaba colarse entre él y el muro. Los dos se quedaban fuera de carrera.

Así, Ricciardo logró ver, por segunda vez esta temporada, primero la bandera a cuadros, y Vettel y Hamilton le acompañaron en el podio. Los finlandeses Kimi Raikkonen (Ferrari) y Valtteri Bottas (Mercedes) fueron cuarto y quinto respectivamente, y Ocon, Gasly, Hulkenberg, Verstappen y Sainz completaron el ‘Top 10’. La próxima cita, dentro de dos semanas en Canadá.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.