La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares juzgará desde este lunes a tres acusados del clan de ‘El Raúl’ de Son Banya, para quienes la Fiscalía solicita penas que suman conjuntamente 36 años de cárcel y 1,2 millones de euros de multa.

La Fiscalía acusa a los tres hombres, entre ellos ‘El Raúl’, de 43 años de edad, de formar este clan de Son Banya dedicado a la venta de cocaína y hachís.

Según el escrito de la acusación pública, ‘El Raúl’ desempeñaba las funciones de mando y dirección mientras que los otros dos procesados obedecían sus órdenes, vendían las sustancias y controlaban el acceso a los puntos de venta.

Además, los otros dos acusados también eran los encargados de custodiar cuatro inmuebles en Son Banya que se utilizaban para el tráfico de drogas. Los acusados disponían de diferentes turismos para transportar la droga.

Asimismo, el escrito del fiscal detalla una decena de episodios entre diciembre de 2014 y abril de 2016 en los que los acusados vendieron diferentes cantidades de droga.

El Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional obtuvo una autorización judicial para registrar los inmuebles. En esta actuación intervino grandes cantidades de dinero y droga preparada para su distribución.

Como consecuencia de la investigación, la Policía localizaron en una finca rústica en Llucmajor una tartera circular de aluminio enterrada a un metro de profundidad que en su interior contenía 24.000 euros en metálico procedentes de la venta de drogas.

Por ello, la Fiscalía pide para cada uno de los acusados una condena de 12 años de prisión y una multa de 400.000 euros.

El juicio comenzará el lunes a las 09.45 horas pero está previsto que continúe a lo largo del martes y miércoles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.