La firma alemana Opel ha ampliado la gama de su modelo Grandland X con la incorporación de una nueva motorización diésel de 1.5 litros, que cumple con la normativa Euro 6d-Temp, según informó la empresa en un comunicado.

La compañía alemana indicó que este propulsor de cuatro cilindros turboalimentado dispone de un catalizador de oxidación/filtro de reducción de óxidos de nitrógeno (NOx) que se combina con la reducción catalítica selectiva.

Opel lanza este propulsor diésel de 130 caballos en el Grandland X en asociación con una transmisión manual de seis velocidades, con la que registra un consumo de combustible de 4,2/4,1 litros por cada cien kilómetros recorridos, gracias a que utiliza tecnología Start/Stop.

La firma explicó que esta mecánica tiene un consumo de combustible hasta un 4% menor que su predecesor. Además, el motor diésel de 1.5 litros se puede asociar a una caja de cambios automática de ocho velocidades, que reduce el consumo y las emisiones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.