Foto: Reuters

El expresidente estadounidense Barack Obama ha lamentado este martes la decisión de su sucesor en el cargo, Donald Trump, de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, toda vez que el mismo está funcionando y que a su modo de ver debería servir de modelo en la actual negociación con Corea del Norte.

“Hay pocas cuestiones más importantes para la seguridad de Estados Unidos que el potencial de la propagación de las armas nucleares o el potencial de una guerra incluso más destructiva en Oriente Próximo”, ha sostenido en una declaración publicada en su perfil en Facebook, defendiendo que precisamente por ello su Gobierno negoció y firmó el acuerdo nuclear con Irán, un acuerdo, ha añadido, que “está funcionando” como coinciden “nuestros aliados europeos, expertos independientes y el actual secretario de Defensa”.

Según Obama, el acuerdo, conocido por sus siglas en inglés JCPOA, “ha reducido significativamente el programa nuclear de Irán” y es “un modelo de lo que la diplomacia puede alcanzar”. En este sentido, y a unas semanas de la histórica cumbre prevista entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un, ha defendido que “su régimen de inspecciones y verificación es precisamente en lo que Estados Unidos debería estar trabajando con Corea del Norte”.

Es más, ha agregado, “en un momento en que todos estamos apoyando que la diplomacia con Corea del Norte triunfe, abandonar el JCPOA corre el riesgo de hacer perder un acuerdo que cumple –con Irán– el mismo resultado que estamos buscando con los norcoreanos”.

Obama ha reprochado a Trump que con su decisión, que no ha dudado de tachar de “grave error” está “dando la espalda a los aliados más estrechos” de Estados Unidos, en clara referencia a Francia, Reino Unido y Alemania, que han tratado sin éxito de disuadir al actual inquilino de la Casa Blanca, y ha puesto el acento en que, aunque con el cambio de Administración “siempre habrá cambios en políticas y prioridades”, “el incumplimiento de acuerdos de los que nuestro país es parte corre el riesgo de erosionar la credibilidad de América y nos pone en desacuerdo con las grandes potencias mundiales”.

EL ACUERDO FUNCIONA

En este sentido, ha recordado que el acuerdo nuclear no es un pacto entre Estados Unidos e irán, sino que contó con el respaldo de otros cinco países –Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China– y ha insistido en que ha frenado el programa nuclear iraní, que venía desarrollándose desde hacía décadas.

Además, ha defendido, “no se sustenta en la confianza”, sino que incluye “el régimen de inspección y verificación de mayor alcance negociado hasta la fecha en control de armas” e Irán lo ha estado cumpliendo desde su firma en 2015, algo en lo que han estado de acuerdo la “comunidad de Inteligencia” estadounidense, “nuestros aliados más estrechos” y la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA).

Por otra parte, ha proseguido Obama, el objetivo del acuerdo nuclear no fue nunca “resolver todos nuestros problemas con Irán”, país que ha reconocido que mantiene una “conducta desestabilizadora”, apoya el terrorismo y amenaza a Israel y sus vecinos. “Pero por ello era tan importante que evitáramos que Irán obtuviera un arma nuclear”, ha resaltado.

Por todo ello, ha defendido el expresidente, Trump ha cometido un “serio error” puesto que sin el acuerdo “Estados Unidos podría quedar sin la opción de elegir entre un Irán con armamento nuclear u otra guerra en Oriente Próximo”. Obtener armamento nuclear, ha proseguido en su razonamiento, podría “envalentonar al peligroso régimen iraní, amenazar a nuestros amigos con la destrucción, plantear peligros inaceptables para la propia seguridad de Estados Unidos y desencadenar una carrera armamentística en la región más peligrosa del mundo”. Sin el acuerdo puede que llegue el día, ha advertido, en que Estados Unidos se enfrente a tener que elegir entre “vivir con esa amenaza (de un Irán nuclear) o ir a la guerra para evitarlo”.

También ha expresado su rechazo a la decisión de Trump el exsecretario de Estado John Kerry, encargado de negociar el acuerdo. “El anuncio de hoy debilita nuestra seguridad, rompe la palabra de Estados Unidos, nos aleja de nuestros aliados, deja a Israel ante un mayor riesgo, alienta a los radicales en Irán y reduce nuestra capacidad de influir en la conducta indebida de Irán”, ha lamentado en un mensaje publicado en su Twitter.

En opinión de Kerry, el alcance de los daños que el paso dado por Trump tendrá “dependerá de lo que Europa pueda hacer para mantener el acuerdo, y de la reacción de Irán”. Asimismo, ha advertido de que los avances alcanzados podrían echarse a perder y arrastrar al mundo “de vuelta al abismo al que nos enfrentamos hace unos años”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.