Foto: Europa Press

La iniciativa ‘Ciencia en el Parlamento’ ha logrado el respaldo de todos los grupos del Congreso y, el próximo mes de noviembre, comenzará a asesorar a diputados de la Cámara Baja. El objetivo, es que el Parlamento elabore leyes e iniciativas más justas porque están basadas en la evidencia.

El impulsor de este proyecto, el investigador del Centro de Investigación Biomédica en Red en enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV) Andreu Climent, acudió junto a otros científicos, el pasado mes de febrero, a visitar a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y al resto de miembros de la Mesa para explicarles la necesidad de que la institución cuente con asesoramiento científico en su actividad, tal y como ocurre en otros países de Europa y del mundo.

En concreto, esta iniciativa busca lograr un “foro común” donde científicos y políticos debatan sobre “cómo el método científico puede ayudar a la elaboración de leyes” y también “herramientas para su evaluación”.

Y este primer foro se celebrará, finalmente, los próximos 6 y 7 de noviembre, según acordaron esta semana los responsables de ‘Ciencia en el Parlamento’ y los portavoces de los grupos parlamentarios, en una reunión que han mantenido en el Congreso. Durante estos dos días, esta previsto que las instalaciones de la Cámara acojan debates y encuentros bilaterales entre ambos profesionales.

Climent ha explicado a Europa Press que los temas seleccionados para estas jornadas tendrán que ver con la Salud, la Ingeniería, la Energía y el Cambio Climático, y las Ciencias Sociales. “Se trata de compartir sus puntos de vista mutuos con respecto del papel de la ciencia en el desarrollo legislativo”, ha apuntado el experto.

EN EL FUTURO: UNA OFICINA

El investigador del CIBERCV ha mostrado su entusiasmo ante el recibimiento que la iniciativa ha tenido entre los grupos parlamentarios que, según ha explicado, la han apoyado desde el primero momento y han mostrado su disposición a participar.

De hecho, los grupos también han apoyado que el Congreso se presente a una convocatoria que, anualmente, la Comisión Europea realiza para facilitar ayudas a los parlamentos de los Estados miembro que quieran poner en marcha un foro de asesoramiento como el que plantea ‘Ciencia en el Parlamento. Climent ha precisado que, en esta primera edición, los encuentros tendrán como marco el 40º aniversario de la Constitución, pero esperan contar con esta ayudas europeas para las próximas ediciones.

Como primer paso, los investigadores pedirán a la Mesa de la Cámara, en una próxima reunión, que solicite esta financiación que les permitirá continuar con el trabajo y, quizás, en un futuro poder crear una oficina independiente que permite un asesoramiento permanente a los políticos.

Una oficina o agencia de estas características permitiría que los diputados tuvieran la oportunidad de tratar científicamente sus proyectos. “Los científicos también podemos plantear a los grupos aquellos temas que habrá que legislar en los próximos uno o dos años”, ha advertido. “Lo raro es que existiendo una red europea de agencias, no esté España en ella”, ha añadido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.